Al intentar volver al rubro bancario y descubrir lo mal que se encontraba este en el escenario laboral actual, Mabel González comenzó a buscar otra alternativa para mantener ingresos, también preocupada por su futura vejez y desilusionada de lo que el sistema de pensiones podría entregarle. Así, Mabel decidió independizarse estableciendo un negocio de pastelería, la cual es su hobbie y pasión desde siempre.

Así nació Cup Creme, emprendimiento de repostería y coctelería. Entre los productos que se ofrecen, se encuentran tortas de diversos sabores y con hermosos diseños, pies de limón, tartas, brazos de reina, entre otros. Además, González brinda el servicio de coffee break para eventos, ofreciendo para esto maicenas, cachitos, alfajores, canapés y empanadas. Todo esto, siempre manteniendo una esencia e inclinación a lo nuevo y buscando la innovación para diferenciarse del resto y sorprender a sus clientes.

Actualmente, Mabel espera obtener financiamiento para así poder formalizar y ampliar profundamente su negocio, buscando llegar a ofrecer pastelería con productos naturales y propios de la zona, mostrando una nueva faceta en el ámbito culinario local.

González asistió a las capacitaciones Warmi de Gesproa, en las cuales se expuso a mujeres emprendedoras todo lo que necesitan saber para hacer realidad sus sueños de establecer una empresa. “Es justo lo que uno necesita para ser un emprendedor. Todas estas cosas que he adquirido y aprendido son bastante provechosas. Te hacen ver de otra manera lo que la mujer puede hacer como independiente para sacar todo adelante y no quedarse a mitad de camino”, señaló Mabel sobre lo aprendido junto a Gesproa.