La profesional en educación de párvulos Mónica Díaz, con 25 años de experiencia en aulas, notó en su jardín infantil que solo pocos de sus alumnos habían asistido a una sala cuna. Esto le hizo pensar en cómo la falta de estimulación profesional temprana en estos menores puede causarles estancamientos en algunas de sus habilidades, dejándolos en desventaja.

Así, Mónica ideo Happy Home, emprendimiento enfocado en sesiones personalizadas para cada bebé, desde la comodidad de su propio hogar. Aquí, se les potencia lo que es el apego, las conexiones neuronales, el tacto, el lenguaje y la audición. Esto, a través de procedimientos kinestésicos, los que ayudarán a los infantes a lograr un desarrollo completo, respetando sus tiempos y sus espacios.

Para Díaz este emprendimiento fue su forma de reinventarse luego de cerrar su jardín infantil. Su objetivo era liberarse de los horarios impuestos a las educadoras, encontrando en sus conocimientos las herramientas y habilidades con las cuales podía crear su propio camino. Hoy, cuenta con una red de clientes que la conocen y recomiendan. “Lo primordial es empoderarme en el ser la pionera en estimulación temprana en el hogar, y luego abrir talleres masivos”, proyecta Mónica sobre el futuro de Happy Home, agregando que, también busca especializarse en estimulación y llegar a dar cursos en salas cuna, clínicas, y a padres.

Díaz asistió a las capacitaciones de Warmi, impartidas por Gesproa, donde se les trasmitió a las emprendedoras los conocimientos necesarios para llevar a cabo sus planes de negocio. “Te enseñan que tu tiempo vale, a organizarse y a rentabilizar tu esfuerzo. Te dan la información correcta y las herramientas. Ahora estoy feliz de estar formalizada y bien con un proyecto”, compartió sobre su experiencia con Gesproa.