El año 1997, luego de haber renunciado a su trabajo tras una pelea con su jefe, María Valdivia decidió independizarse como trabajadora y entregarse a tiempo completo a la venta de joyas y ropa. Desde ese día que ha ido renovando sus productos para mantenerse a la vanguardia, llegando también a comercializar carteras, perfumes y comestibles. Actualmente, con 63 años, su última novedad es la comida saludable, ofreciendo dulces sin azúcar y de harinas más sanas, además de diferentes combinaciones de frutos secos.

El éxito de María reside en que, a través de los años, ha logrado construir una cartera de clientes habituales, en su mayoría mujeres. Su modo de venta funciona acudiendo a empresas y oficinas, donde les ofrece sus productos a los trabajadores. La sección de vestimenta de sus ventas lleva el nombre Regias y Estupendas, prendas que estas clientas pueden probarse antes de comprar, percibiendo el buen servicio que entrega de Valdivia. María espera poder continuar desarrollando este emprendimiento en la medida que su energía le permita, teniendo la opción de dedicarse a esto más por gusto que por necesidad, y asegurándose de esta forma una vejez tranquila.

Valdivia asistió a las capacitaciones Warmi de Gesproa, las cuales se enfocaron en enseñar a mujeres sobre temas relacionados con la correcta formalización y establecimiento de sus emprendimientos. “La experiencia fue fantástica. Warmi nos brindó la oportunidad de darnos más seguridad en las cosas que hacemos. La implementación de las herramientas que nos entregaron puede ayudarnos a salir adelante más pronto”, comentó María sobre su aprendizaje junto a Gesproa.