Habiendo comenzado a trabajar a los quince años, al cumplir los treinta Leontina Castro ya no quería saber más de jefes. Con la necesidad de manejar su propio negocio, el cual le diera independencia y libertad de horarios, comenzó a planificar futuros estudios y los pasos a seguir para crear su propio emprendimiento, complementando esto con sus experiencias laborales anteriores. “Fui pensando ideas y viendo como lo hacía poco a poco. Hay que tener mucha paciencia, ahí va la base de todo, en tener paciencia y ver plano a plano como uno se va ampliando o abriendo camino”, cuenta sobre cómo nació y creció su proyecto.

Hoy, Musas’s ya cuenta con diez años de existencia, incluyendo servicios de salón de belleza, centro de estética, boutique y perfumería. Leontina comenzó trabajando dentro de su local, pero actualmente es un lugar donde contrata y subarrienda espacios a otras emprendedoras en peluquería, manicura, pedicura, depilación, entre otros. Ahora, con 45 años, ella solo se dedica a la cosmetología y estética integral, lo que define como lo que la apasiona y le permite manejar su tiempo.

Castro fue parte de Warmi, capacitación de Gesproa, donde también puedo exponer sobre sus conocimientos y compartir sobre su propia experiencia en la fundación de un negocio propio. “Lo encuentro excelente, ayuda a la mujer emprendedora. Me hubiera gustado encontrarme con un Gesproa hace diez años”, expresó sobre las iniciativas de la consultora. En conjunto, Leontina y Gesproa buscan potenciar aún más este exitoso emprendimiento.