Las emprendedoras María José Galaz y Asaide Arias, de 35 y 31 años respectivamente, estudiantes de Psicopedagogía en INACAP, responsabilizándose de su rol de futuras profesionales de la educación, crean TODOSOMOSUNO, proyecto de sensibilización y concientización para alumnos en edad preescolar y básica sobre las diferentes realidades que pueden existir en el aula. Esto con una preocupación por la falta de integración y diversidad en los recintos escolares, un impulso por la innovación, y la intención de ser agentes de cambio. El fin de esta iniciativa recae en informar a los estudiantes de una forma entretenida y educativa, adecuándose además a la nueva ley de inclusión.

Esta iniciativa nace cuando se incorpora la idea de María José de crear muñecos interactivos con los que se les enseñará a menores sobre condiciones como el Trastorno del Espectro Autista (TEA), el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDHA) , Discapacidad Auditiva, Visual y Síndrome de Down, y la idea de Asaide de complementar estos muñecos con cuentos sobre la experiencia escolar de cada personaje, para así lograr un entendimiento completo de cada condición y eliminar cualquier vacío de información posible,  además de logrando crear una mayor empatía en los niños, con estos recursos literarios, físico y visuales.

“Valor, Aceptación y una Pizca de Amor” es el nombre de estas cinco historias reflexivas, donde los pequeños pueden leer desde la perspectiva de otro niño como es vivir con uno de estos trastornos o discapacidades, como se sienten respecto al trato que les ofrecen quienes lo rodean y como, a pesar de sus diferencias, todos son personas a quienes tratar con cariño y respeto.  Cada uno de estos relatos viene acompañado de la representación física de estos personajes, para que así los menores puedan empatizar con estos no solo interiormente, si no también de manera visual.

Sobre Gesproa, Arias destacó que “te invitan y te dicen que no vas a caminar solo, que vas a ir de la mano, y que el día que sea necesario tú te vas a soltar. Entonces aquí te acompañan paso a paso. Lo mejor es que cada idea es respetable, no dicen que no va a funcionar, todo se toma”. Ambas fueron parte de la capacitación Warmi, dispuesta por Gesproa, donde se les entregó conocimientos sobre manejo de redes sociales, marketing y tecnología, oferta y demanda, networking y SII. “Tenemos las herramientas necesarias para decir -yo puedo-. Yo puedo emprender, puedo sacar mi negocio adelante, tengo las herramientas fundamentales gracias a Warmi, que nos ayudó bastante. Sobre todo en el conocimiento, que es lo más importante. Uno puede tener la idea, pero detrás vienen una serie de conocimientos que uno ignora, y Warmi aportó en eso. Nos vamos con la dicha de decir -Yo tengo una capacitación en Gesproa, proyecto Warmi, de mujer emprendedora, mujer empoderada. Muchas gracias a Warmi por eso”, expresó Galaz sobre la experiencia.